8M. Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni lo que sabía

Hoy, casi a punto de llegar al 8M, escribo desde lo más profundo de mi cuerpo y mi alma. Porque hoy, hace casi 17 años, estaba a punto de hacer lo que, supuestamente, es el acto más poderoso del cuerpo de una mujer: parir. Yo tuve a mi primera hija un 8M y, aunque salí de …

8M. Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni lo que sabía Leer más »